Elige tus pensamientos y has cambios positivos en tu vida

En esta oportunidad queremos darles a todos nuestros partners un recordatorio de la elección de los pensamientos para lograr grandes cambios positivos en sus vidas.

Sigamos las siguientes lecciones de John Maxwell:

“El cambio sigue el foco de tu atención”

Deja que eso te acompañe por un momento. Es una declaración poderosa, y mi equipo y yo la hemos estado practicando desde entonces. Hay tanto que desempaquetar de esas pocas palabras, que podrías enseñar durante días y no quedarte sin nada que decir.

La acción sigue al pensamiento. Lo que piensas influye en tu comportamiento: las cosas que haces o no haces. Si tus pensamientos son negativos o indefensos, tus acciones seguirán tu ejemplo. Según John Maxwell ha enseñado durante años que estás hoy donde tus pensamientos te han llevado, y mañana estarás donde tus pensamientos te lleven, porque tus ideas impulsan tus acciones. Cuando tú o yo pasamos tiempo realmente pensando en un proyecto, un hábito o una oportunidad, esos pensamientos nos inspirarán a tomar medidas para alcanzar esos fines.

La actitud sigue al pensamiento. En el libro, “Cómo piensan las personas exitosas”, John Maxwell hace referencia a un versículo de la Biblia que captura bien esta idea. Incluso si no eres una persona de fe, puedes ver el punto que se está haciendo: “Resumiendo todo, amigos, diría que lo harán mejor llenando sus mentes y meditando sobre cosas verdaderas, nobles y de buena reputación, auténtico, convincente, amable, lo mejor, no lo peor; lo bello, no lo feo; cosas para alabar, no cosas para maldecir”. Cuando llenamos nuestras mentes con cosas que son saludables, buenas, inspiradoras, útiles y positivas, ¡es difícil mantener una mala actitud!

El buen pensamiento requiere concentración. Observa lo que dijo Marcus: “el foco de tu atención”. Una de las ideas más interesantes que discutimos fue cómo un pensamiento puede comenzar de manera simple, pero cuanto más te enfocas en él, más complejo se vuelve. Ahí es donde la mayoría de la gente se rinde; Una vez que el pensamiento se vuelve complejo, dirigen su atención a otra cosa. Pero mantener ese enfoque te ayuda a luchar contra la complejidad hasta que tengas un pensamiento simple nuevamente, pero ahora es una idea que entiendes profundamente. Eso es lo que yo llamo “pensar hasta que pienses bien”.

Según John Maxwell te anima a realizar la siguiente dinámica: tómate unos minutos, busca un bolígrafo, y una hoja de papel, y captura algunos de los pensamientos que pasan por tu mente. Simplemente anótalos cuando entren en tu cerebro. Haz esto durante 5 minutos, o tal vez 10 minutos, o más si lo deseas.

Al final de ese tiempo, echa un vistazo a los pensamientos que has escrito. ¿Son positivos o negativos? ¿Con esperanza o sin esperanza? ¿Llenos de sueños o de preocupaciones?

El escritor George Bernard Shaw se jactó una vez de haberse ganado una reputación al pensar una o dos veces por semana, mientras que la mayoría de la gente solo pensaba una o dos veces al año. ¡Imagínense si nosotros, como líderes, nos tomáramos el tiempo para pensar todos los días! Sería espectacular porque habría más sueños por realizar y más mentes por ayudar a seguir su camino de abundancia.

Un abrazo de partners.

Equipo Ingunza Partners.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: