La importancia del marketing sensorial

¿Sabías que los consumidores compran más y productos caros si reciben estímulos positivos en sus diferentes sentidos? Aunque ahora se ha convertido en algo común, en un primer momento las tiendas que lo empleaban protagonizaron una revolución en cómo conectar con los consumidores. El marketing olfativo, el unir la tienda a una nota olfativa que generase ciertas asociaciones y que funcionase también como identificador de la marca, sorprendió a los consumidores y tuvo efectos notables en los resultados que lograban las tiendas.

Por ejemplo, para los supermercados, establecer un horno de pan en su interior funcionó no solo como una manera de dar un servicio estimado, sino también para hacer que el consumidor sintiese la necesidad de comprar más. El olor a pan nos lleva a consumir ciertos productos. Y, por poner otro ejemplo, la fragancia Stradivarius, una de las cadenas del grupo Inditex, es tan reconocible que ahora solo falta olerla para tener presente que hay una de sus tiendas en la calle por donde pasea.

En un mercado saturado de mensajes y estímulos, las marcas necesitan encontrar la vía que las posicionará de una forma clara y destacada frente a los consumidores. No es sencillo pero el retorno que puede tener posicionarse de forma efectiva con el marketing sensorial puede ser muy elevado. Crear una experiencia sensorial no lo hace que se reconozca mejor a la compañía, sino que directamente se traduce en más ventas.

No solo mejora la conversión, sino también el tiempo de permanencia y hasta el tipo de productos compradores. Esos consumidores están 6 minutos más en tienda que la media y que compran un 4% de los productos que los demás consumidores.

A pesar de mostrar un impacto positivo de los elementos sensoriales en tiendas también existe un impacto negativo cuando no están. Según el portal Puro Marketing un 78% de los consumidores reconoce que quiere una “atmósfera” que se pueda disfrutar en las tiendas que visita. Para continuar, los consumidores notan la falta de elementos sensoriales, es decir, un 17% de los compradores se vuelve sensible emocionalmente cuando no hay estos elementos en las tiendas.

Demás está decirles que todo entra por la vista y la gente te recuerda por las experiencias que los hiciste vivir.

Un abrazo de partners.

Equipo Ingunza Partners.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: