¿Tu marca desarrolla la cantidad adecuada de contenidos?

Las empresas sabemos que el contenido es uno de los factores más importantes para la promoción de una compañía, pero a veces puede ser demasiado.

Según Small Biz Genius, 7 de cada 10 expertos creen que el contenido aumenta la interacción. Las pequeñas empresas son blogs tienen más del doble de tráfico que aquellas sin uno.

Existen innumerables retos que surgen en la ejecución de una estrategia de marketing de contenido. Sobresalir en un mar de compañías es siempre un reto complejo, de igual manera, la optimización de elementos como el SEO o los títulos para maximizar su impacto también es una preocupación constante. Incluso la relevancia de estos materiales para la audiencia debe ser una prioridad. Pero, ¿cómo se puede alcanzar un sano equilibrio?, Marketing Profs propone 4 estrategias específicas:

  • Definir el porqué de la estrategia de contenido

Son realmente pocas las compañías que dan inicio a la iniciativa tomando en cuenta qué es lo que les gustaría lograr con ella. Esto permite a las empresas asegurar que cada nuevo contenido tenga un objetivo preciso tanto para su audiencia y su negocio. De esta forma, no solo se asegura que cada material sea relevante para el público, sino que, permite a las empresas no producir demasiado, o muy poco, de ningún tipo de recurso que pueda ser útil para sus operaciones.

  • Tener una visión clara de los materiales existentes

Cuando la compañía lanza su contenido, su ciclo de vida no termina después de unos días. Idealmente, si se tiene una buena optimización para web, estos materiales seguirán creando tráfico y visitas para la compañía. Como recomendación, debería tenerse un catálogo de textos y recursos que ya se han hecho y revisarlo constantemente.

  • Reutilizar lo que se tiene en vez de crear nuevo contenido

Estar consciente de lo que ya hay en plataforma no solo evita que se dupliquen artículos. Es también útil porque permite darle nueva vida al contenido que ya existe. Si las empresas ya han hecho un texto sobre un tema del que ya han hablado, pero creen que es necesaria una actualización, no hay que hacer algo nuevo. Es mucho más eficiente modificar el original.

Cabe destacar que estas técnicas no solo son útiles para cuando se quiere actualizar o añadir información de un tema que ya es viejo. También es útil para crear contenido nuevo basado en piezas existentes. Ejemplo: una publicación de blog puede transformarse en una infografía, sin cambiar los datos. Lo mismo puede hacerse con una cápsula de podcast y hacerla un video.

  • Diseñar un flujo de trabajo estricto

La mejor forma de asegurar si un contenido nuevo vale la pena o no, es a través de una toma de decisión estandarizada y formal. De esta forma, cada nuevo tema o caso se puede pasar por este sistema y obtener una respuesta clara y adecuada la gran mayoría de las veces. Por supuesto, la mejor forma de crear este proceso es a través de un diagrama de flujo de trabajo.

Cada compañía debe establecer un proceso de evaluación para cada nuevo contenido. Si se quiere crear un material hay que preguntarse, por ejemplo, ¿es relevante a los usuarios? Si no, hasta ahí llega el proceso. Pero si la respuesta es afirmativa, hay que ver si se cuenta con los recursos necesarios.

Un abrazo de partners.

Equipo Ingunza Partners

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: