Fortalece tu carácter en 4 pasos

¿Tienes carácter? Si no es así, aquí te explicamos cómo construirlo y mejorarlo cuando más lo necesitas.

1. Concéntrate en tu “por qué”

Tus prioridades inmediatas pueden variar, incluso puedes cuestionar la necesidad de hacer algo, pero, para pasar a la solución, debes concentrarte en tu “por qué”, ya sabes, esa razón devastadora por la que hiciste que esta cosa fuera “imprescindible”. Cuando tu “por qué” es convincente, las excusas se caen. Entonces puedes invocar la determinación para ayudarte a superar la “llanura del desarrollo detenido”.

2. Sé tu propio asesor personal

Aceptar los comentarios no solicitados de los demás puede crear dificultad para entregar toda tu capacidad. Recuerda, este es tu objetivo y hay una razón por la que elegiste lograrlo. Aprende a confiar en la sabiduría de tu instinto. Sé claro en que estás trabajando para lograr tus propios intereses y que has realizado (o realizarás) la debida diligencia necesaria para garantizar tu éxito. Posicionarte como tu asesor principal puede brindarte la claridad y la confianza necesaria para avanzar, especialmente cuando encuentras el apoyo genuino de los demás.

3. Encuentra un punto de referencia por excelencia

¿Es esta la primera vez que tienes que moverte ágilmente por entre las zanjas? Probablemente no. Piensa en un momento en que las probabilidades no estaban a tu favor, cuando no sentías que las cosas iban a funcionar, pero lo hicieron. ¿De qué se trataba esa situación que era diferente? ¿Qué hiciste distinto? ¿Qué experiencia puedes extraer de ella y aplicarla al escenario actual? Lo más probable es que puedas transportar una carga completa de información sobre tu condición actual y lograr un avance muy necesario. Además, inevitablemente aumentarás tus puntos de referencia luchando a través de los obstáculos una y otra vez.

4. Decide hacer el trabajo por partes

Nada de valor se crea de la noche a la mañana. Piensa en diamantes, innovaciones médicas o tecnológicas, incluso en la vida humana, la excelencia lleva tiempo. El punto aquí es abrazar el inminente trabajo pesado. En vez de tratar de alimentar a la fuerza cada tarea, divídela en partes pequeñas llamados “trozos”. Abórdalos individualmente y delega cuando sea necesario. Encontrarás que cada labor es más accesible cuando está dividida en partes, que es exactamente el punto.

Cuando las cosas se tornan difíciles, se complican y no se ponen en marcha prepárate para la pelea buscando fortalecer tu carácter, un aliado extraordinario, especialmente en tiempos de adversidad.

Un abrazo de partners.

Equipo Ingunza Partners.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: