Según Robert Kiyosaki, famosos conferencista y creador de la organización Padre Rico, cuando se trata de hacerse rico la mayoría de la gente piensa que ahorrar dinero es clave, pero siempre ha mencionado que los ahorradores son perdedores, con esto no quiere decir que sean personalmente perdedores, pero si se trata de ganar, ahorrar es una estrategia perdedora, para aportar valor debes pasar a algo.

  • Convierte tu excedente presupuestario en un activo.

¿Tienes más activos que pasivos? Descubre la verdad sobre las diferencias y por qué tu banquero o asesor financiero no te está diciendo toda la verdad.

La mayoría de las personas quieren dar a organizaciones benéficas, invertir en activos y ahorrar dinero, pero el problema es que lo ven como algo que hacer después de haber pagado todos sus gastos. Al hacer estos gastos en su presupuesto, mi padre rico se aseguró de que los convertiría en una prioridad. Lo llamó pagándote a ti mismo primero.

Los ricos presupuestan los ahorros no como una inversión o un medio para hacerse ricos, sino como una cobertura para protegerlos si surge la necesidad y no pueden liquidar sus activos lo suficientemente rápido. Kim y yo ahorramos unos seis meses de gastos de subsistencia en un momento dado.

  • Tu futuro financiero está determinado por tu columna de gastos.

¿Qué es una boleta de calificaciones financieras? La respuesta se puede encontrar con tu estado financiero personal.

Tu estado de resultados muestra cómo se compara tu ganancia mensual con tus gastos. La sección de ingresos de un estado de resultados es donde colocas cada fuente de entrada que obtienes: lo que ganas (cheques de pago, propinas, salarios), de cartera (dividendos de acciones) y pasivos (flujo de efectivo de bienes raíces). Sin embargo, tu columna de gastos es donde enumeras todo lo que pagas cada mes, como tus pagos de hipoteca, automóvil y seguro.

Mi padre rico me enseñó que, si quieres predecir el futuro financiero de una persona, no necesitas buscar más allá de la columna de gastos.

  • Adquiere activos para pagar pasivos

La mayoría de las herramientas de presupuesto te ayudan a comprender mejor tus finanzas al indicarte que debes enumerar tus ingresos y gastos mensuales utilizando una plantilla de presupuesto o una hoja de cálculo. Si bien este es un gran comienzo, mi padre rico me enseñó que el estado de resultados solo muestra la mitad de tu situación financiera. Para comprender tu panorama financiero completo, también necesitas comprender tus activos en comparación con tus pasivos.

¿Qué es un activo y un pasivo?

Un activo es cualquier cosa que pone dinero en tu bolsillo, independientemente de si trabajas para él o no. Los dividendos de una acción, los ingresos por alquiler de una inversión inmobiliaria o los residuos obtenidos de la venta de libros son formas diferentes de activos.

Un pasivo, por otro lado, es todo lo que saca dinero de tu bolsillo. Si bien muchas personas consideran que su casa es un activo, están equivocados porque es un pasivo. No solo tienes que pagar la hipoteca, sino que los impuestos a la propiedad, los servicios públicos y el mantenimiento siempre te sacarán dinero de tu bolsillo.

  • Gasta, no ahorres para hacerte rico

Ser capaz de ejecutar los primeros tres consejos sobre presupuestos significa construir una mentalidad que dice que cuando las cosas se ponen difíciles, éstas comienzan a marchar. La mayoría de la gente deja de gastar en caridad, inversión y ahorro cuando los tiempos se ponen difíciles. No es así como presupuestan las personas ricas. Los ricos descubren formas de ganar más efectivo gastando su dinero en activos, incluso cuando los tiempos son difíciles.

Al atravesar esos momentos complicados, desarrollas una mentalidad que te permitirá ganar más dinero sin importar las circunstancias. Eso te hará más rico de lo que alguna vez imaginaste.

Cuando Kim y yo comenzamos nuestros negocios hace más de tres décadas, teníamos los ojos puestos en una cosa: la libertad financiera. Nos llevó menos de una década lograr nuestro objetivo. Una vez que los ingresos pasivos que llegaban a nuestros bolsillos cada mes cubrían nuestros gastos, quedamos libres.

Sin embargo, no fue fácil. Cuando comenzamos, teníamos una deuda de casi un millón de dólares y sentíamos una inmensa presión de familiares y amigos para conseguir trabajo. Pero sabíamos que la única forma de lograr la libertad financiera era mediante la adquisición de activos. Eso nos obligó a pagarnos primero con nuestro sistema de tres alcancías mencionado anteriormente. Para ayudarnos a seguir siendo responsables, contratamos a nuestra contadora Betty.

A pesar de que Betty no estaba de acuerdo con nuestro plan, entendió que esa estrategia era vital para que nos mantuviéramos encaminados. Lo que le pedimos que hiciera era colocar dinero en tres cuentas separadas: ahorro de emergencia, inversión y caridad. Nuestros acreedores, y había muchos, debían pagarse con lo que quedaba. Hubo muchos meses en que Betty nos informó que no íbamos a tener suficiente dinero para financiar nuestras tres alcancías y los acreedores. Lo usamos como motivación para encontrar dinero extra.

Ahora es tu turno, emplea estos consejos de Robert Kiyosaki y te invitamos a leer toda la colección de RICH DAD, lo puedes encontrar en librerías Crisol.

Un abrazo de partners,

Equipo Ingunza Partners

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: